SIEMPRE FIEL
¡HIJITOS, AYUDADME A SALVAR MUCHAS ALMAS QUE POR FALTA DE CONOCIMIENTO SE VAN A PERDER!

MARÍA, MAESTRA DE LOS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» GRAN ACTO DE REPARACION Y DESAGRAVIO NACIONAL
Mar Nov 14, 2017 2:54 pm por Admin

» ¿POR QUÉ EL GRAN AVISO SE LLEVARA A CABO?
Mar Nov 14, 2017 2:34 pm por Admin

» EL TIEMPO SE ACABA
Mar Nov 14, 2017 1:55 pm por Admin

» saludos de yahoorespuestas amiga angela
Mar Feb 23, 2016 8:08 pm por Admin

» SITUACIONES EN LA VIDA DIARIA...
Lun Abr 20, 2015 10:20 pm por Invitado

» la corronilla de la divina misericordia
Lun Abr 13, 2015 12:33 pm por Invitado

» aprenda a descargar el video de la divina misericordia
Dom Abr 12, 2015 10:57 pm por Invitado

» ¿Sabes lo que significan las posturas fisicas en la liturgia de la Santa Misa
Mar Nov 04, 2014 10:50 pm por Admin

» No te confundas la muerte es ¿festividad pagana o cristiana?
Mar Oct 28, 2014 10:43 pm por Admin

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro




El Padre Juan Rivas relato de su encuentro con Angel el endemoniado mexicano que visito al Papa Francisco y le hizo un exorcismo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default El Padre Juan Rivas relato de su encuentro con Angel el endemoniado mexicano que visito al Papa Francisco y le hizo un exorcismo

Mensaje por Admin el Vie Ago 15, 2014 10:04 pm

Mi encuentro con Ángel
 
 Me despedí de mi gente y llegué a Tulum, el 13 de mayo de ese año. Ese mismo mes viajé a Morelia a dar una conferencia en el Congreso de la Divina Misericordia organizado por Hombre Nuevo.

Después del evento me informaron que un gran promotor de la Divina Misericordia quería hablar conmigo y quedamos de vernos en los arcos frente a la catedral.

Ahí me encontré por primera vez con Ángel que me dijo:

—Padre necesito su consejo. Tengo un problema.

—¿Cuál es tu problema?

—Tengo tres demonios dentro y no se me quieren salir.

— ¡Qué presumido! —le dije, tratando de quitarle importancia al asunto— ¿Cómo sabes que traes tantos demonios? ¿Te han hecho exorcismos?

—Sí padre,  muchos.

Mencionó a varios y entre ellos al exorcista español, el P. Fortea. A este sacerdote lo conocía personalmente y sabiendo que, no sólo es un experto en el campo, sino además tiene estudios de psicología, una gran capacidad de discernimiento y autor de numerosos libros de exorcistica, no me quedaron dudas de que así era. Entonces mi interlocutor añade.

—Pero mi problema no es que tenga los demonios dentro, sino que no se me quieren salir.

—¿!Cómo!? ¿A qué atribuyes eso?

—Lo demonios dicen que Ella no los deja salir. A los exorcistas les parece un caso muy extraño y esto les hace creer que yo tengo una misión.

—¿Y?

— El problema es que no saben decirme cuál es mi misión.

El caso de Ángel era muy singular. Normalmente los poseídos entran en trance y no se enteran de nada de lo que sucede durante el exorcismo. En cambio, mi amigo recordaba mucho de lo que se decía y sucedía a su alrededor. Eran los otros que tomaban control de su persona. Cuando le miraba a los ojos, su mirada era muy penetrante.

—Platícame más de esos demonios —le dije.

—Uno de ellos se llama Pitón.

Pitón es el demonio de los adivinos y brujos, es el que inspira a los falsos profetas. Algunos exorcistas la identifican con lo que San Juan llama la serpiente antigua.

— Otro se llama Pantera.

“Pantera”. Las panteras son negras. Según el P. Gobi es el demonio de la anti-iglesia[1]. El Apocalipsis la llama la bestia negra que está al servicio de Satanás para destruir la Iglesia. Muchas de las blasfemias, sacrilegios y las profanaciones de iglesias, están inspiradas por esta bestia negra. Su poder le viene de los pecados y sacrilegios cometidos por sacerdotes y almas consagradas[2].

—¿Y el tercer demonio, cómo se llama?

—Cachalala. Éste, era un brujo azteca, que hacía sacrificios humanos a los demonios, matando a las mujeres embarazadas y ofreciendo los bebés a los demonios.

Al escuchar aquello le dije:

—No necesitas decirme nada más. Para mí está claro cuál es tu misión.

Él se quedó sorprendido y esperó mi explicación

—Si mi análisis no está equivocado, tu posesión diabólica está relacionada con todo lo que está pasando en México. Es lo mismo que yo venía diciendo desde hace tiempo. Con la despenalización del aborto, volvimos a los sacrificios humanos a los demonios, destapamos el infierno y ofendimos gravemente a la Virgen de Guadalupe.

A Ángel se le iluminó el rostro y me dijo:

—“Padre, ahora recuerdo cosas que hacen sentido con lo que Ud. me dice. Cuando me hicieron uno de los primeros exorcismos, se estaba discutiendo la ley del aborto. Los demonios le decían al sacerdote, que Ella pedía que fuera con el cardenal de México, a prevenirle de las desgracias que iban a venir sobre el país si se aprobaba esa ley. Pero a continuación se burlaban de él diciendo: “Tú no tienes fe, tú no vas a creer”. “Tú no eres como el indio Juan Diego. No vas a creer”[3]. Terminado el exorcismo le preguntaba al sacerdote qué debíamos hacer. ¿Debíamos ir con el cardenal y advertirle de lo que decían los demonios? Pero él no quiso hacerlo, me aseguraba que el demonio siempre miente y no le debíamos hacer caso.

También me viene a la memoria –añadió– lo que dijeron los demonios en otra ocasión: “Dios nos dio permiso de salir del pozo del abismo el día en que los asambleistas aprobaron la ley del aborto. Si pudieran ver lo que sucedió en ese momento, habrían visto el cielo oscuro de tantos demonios que salimos del infierno. Tenemos poder para matar por cada aborto que Uds. cometan”.

— Debemos verificar eso – le dije.

— Ya lo he hecho: Para febrero de este año 2011 se han cometido 45 mil abortos y ese es más o menos el número de crímenes violentos.

— Me parece que la Virgen está pidiendo a iglesia mexicana una manifestación de fe. Creo que tu misión es escribir tu testimonio, entregarlo a los obispos del país, y decirles que si quieren que se acabe la violencia en el país, se debe revertir la ley del aborto y hacer un acto de desagravio nacional a María.
Valor de profetas.

  En mi opinión, ni la Virgen estaba pidiendo nada extraordinario, ni los demonios estaban revelando algo del otro mundo. Era obvio que habíamos ofendido gravemente a Nuestra Madre, era obvio que ante esa ley que se nos venía encima, las autoridades eclesiales, debieron ver la necesidad de recordar a los legisladores, la grave ofensa que supone el aborto al Señor de la vida e incluso advertir de las penas canónicas. No se trataba de condenar a nadie, sino de despertar las conciencias.  Porque ¿cómo te explicas que en México, haya mujeres que se llaman así mismas católicas pro-derecho a decidir? Esto sólo lo pueden hacer, si ignoran la gravedad de este crimen. Las he escuchado decir en la radio: “Ya lo logramos en México ahora lo vamos a lograr en Guadalajara y en todos los estados del país”. Si ellas hablan públicamente y los sacerdotes nos quedamos callados, la culpa la tenemos también nosotros. Ojalá y no nos falte valor para denunciar el pecado como lo hizo Natán con David y el Bautista con Herodes.

[1] Los teólogos explican que Satanás es e rival de Dios y copia a Dios su Iglesia, sus apóstoles, sus sacramentos, su Mesías…

[2] P. Gobi. A los sacerdotes, hijos predilectos de la Santísima Virgen p. 791. 23 a ed.
 

[3] El príncipe de las tinieblas puede confundir e intimidar a los mismos exorcistas por eso es necesario que sean muy marianos y pidan el don de discernimiento al Espíritu Santo.


Mi encuentro con Ángel
 
 Me despedí de mi gente y llegué a Tulum, el 13 de mayo de ese año. Ese mismo mes viajé a Morelia a dar una conferencia en el Congreso de la Divina Misericordia organizado por Hombre Nuevo.
Después del evento me informaron que un gran promotor de la Divina Misericordia quería hablar conmigo y quedamos de vernos en los arcos frente a la catedral.
Ahí me encontré por primera vez con Ángel que me dijo:
—Padre necesito su consejo. Tengo un problema.
—¿Cuál es tu problema?
—Tengo tres demonios dentro y no se me quieren salir.
— ¡Qué presumido! —le dije, tratando de quitarle importancia al asunto— ¿Cómo sabes que traes tantos demonios? ¿Te han hecho exorcismos?
—Sí padre,  muchos.
Mencionó a varios y entre ellos al exorcista español, el P. Fortea. A este sacerdote lo conocía personalmente y sabiendo que, no sólo es un experto en el campo, sino además tiene estudios de psicología, una gran capacidad de discernimiento y autor de numerosos libros de exorcistica, no me quedaron dudas de que así era. Entonces mi interlocutor añade.
—Pero mi problema no es que tenga los demonios dentro, sino que no se me quieren salir.
—¿!Cómo!? ¿A qué atribuyes eso?
—Lo demonios dicen que Ella no los deja salir. A los exorcistas les parece un caso muy extraño y esto les hace creer que yo tengo una misión.
—¿Y?
— El problema es que no saben decirme cuál es mi misión.
El caso de Ángel era muy singular. Normalmente los poseídos entran en trance y no se enteran de nada de lo que sucede durante el exorcismo. En cambio, mi amigo recordaba mucho de lo que se decía y sucedía a su alrededor. Eran los otros que tomaban control de su persona. Cuando le miraba a los ojos, su mirada era muy penetrante.
—Platícame más de esos demonios —le dije.
—Uno de ellos se llama Pitón.
Pitón es el demonio de los adivinos y brujos, es el que inspira a los falsos profetas. Algunos exorcistas la identifican con lo que San Juan llama la serpiente antigua.
— Otro se llama Pantera.
Pantera”. Las panteras son negras. Según el P. Gobi es el demonio de la anti-iglesia[1]. El Apocalipsis la llama la bestia negra que está al servicio de Satanás para destruir la Iglesia. Muchas de las blasfemias, sacrilegios y las profanaciones de iglesias, están inspiradas por esta bestia negra. Su poder le viene de los pecados y sacrilegios cometidos por sacerdotes y almas consagradas[2].
—¿Y el tercer demonio, cómo se llama?
Cachalala. Éste, era un brujo azteca, que hacía sacrificios humanos a los demonios, matando a las mujeres embarazadas y ofreciendo los bebés a los demonios.
Al escuchar aquello le dije:
—No necesitas decirme nada más. Para mí está claro cuál es tu misión.
Él se quedó sorprendido y esperó mi explicación
—Si mi análisis no está equivocado, tu posesión diabólica está relacionada con todo lo que está pasando en México. Es lo mismo que yo venía diciendo desde hace tiempo. Con la despenalización del aborto, volvimos a los sacrificios humanos a los demonios, destapamos el infierno y ofendimos gravemente a la Virgen de Guadalupe.
A Ángel se le iluminó el rostro y me dijo:
—“Padre, ahora recuerdo cosas que hacen sentido con lo que Ud. me dice. Cuando me hicieron uno de los primeros exorcismos, se estaba discutiendo la ley del aborto. Los demonios le decían al sacerdote, que Ella pedía que fuera con el cardenal de México, a prevenirle de las desgracias que iban a venir sobre el país si se aprobaba esa ley. Pero a continuación se burlaban de él diciendo: “Tú no tienes fe, tú no vas a creer”. “Tú no eres como el indio Juan Diego. No vas a creer”[3]. Terminado el exorcismo le preguntaba al sacerdote qué debíamos hacer. ¿Debíamos ir con el cardenal y advertirle de lo que decían los demonios? Pero él no quiso hacerlo, me aseguraba que el demonio siempre miente y no le debíamos hacer caso.
También me viene a la memoria –añadió– lo que dijeron los demonios en otra ocasión: “Dios nos dio permiso de salir del pozo del abismo el día en que los asambleistas aprobaron la ley del aborto. Si pudieran ver lo que sucedió en ese momento, habrían visto el cielo oscuro de tantos demonios que salimos del infierno. Tenemos poder para matar por cada aborto que Uds. cometan”.
— Debemos verificar eso – le dije.
— Ya lo he hecho: Para febrero de este año 2011 se han cometido 45 mil abortos y ese es más o menos el número de crímenes violentos.
— Me parece que la Virgen está pidiendo a iglesia mexicana una manifestación de fe. Creo que tu misión es escribir tu testimonio, entregarlo a los obispos del país, y decirles que si quieren que se acabe la violencia en el país, se debe revertir la ley del aborto y hacer un acto de desagravio nacional a María.
Valor de profetas.
  En mi opinión, ni la Virgen estaba pidiendo nada extraordinario, ni los demonios estaban revelando algo del otro mundo. Era obvio que habíamos ofendido gravemente a Nuestra Madre, era obvio que ante esa ley que se nos venía encima, las autoridades eclesiales, debieron ver la necesidad de recordar a los legisladores, la grave ofensa que supone el aborto al Señor de la vida e incluso advertir de las penas canónicas. No se trataba de condenar a nadie, sino de despertar las conciencias.  Porque ¿cómo te explicas que en México, haya mujeres que se llaman así mismas católicas pro-derecho a decidir? Esto sólo lo pueden hacer, si ignoran la gravedad de este crimen. Las he escuchado decir en la radio: “Ya lo logramos en México ahora lo vamos a lograr en Guadalajara y en todos los estados del país”. Si ellas hablan públicamente y los sacerdotes nos quedamos callados, la culpa la tenemos también nosotros. Ojalá y no nos falte valor para denunciar el pecado como lo hizo Natán con David y el Bautista con Herodes.




[1] Los teólogos explican que Satanás es e rival de Dios y copia a Dios su Iglesia, sus apóstoles, sus sacramentos, su Mesías…

[2] P. Gobi. A los sacerdotes, hijos predilectos de la Santísima Virgen p. 791. 23 a ed.

 

[3] El príncipe de las tinieblas puede confundir e intimidar a los mismos exorcistas por eso es necesario que sean muy marianos y pidan el don de discernimiento al Espíritu Santo.






http://padrejuanrivas.com/inicio/

_________________
¡¡JESUS   EN  TI  CONFIO!!!


avatar
Admin
Admin
Admin

Virgo Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 26/05/2013
Localización : MEXICO

Ver perfil de usuario http://siemprefiel.gratuitoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.